Decálogo para regalar lencería

7. No a la combinación negro-cualquier color que se pase de brillante. Véase los típicos tonos de tangas que venden en los chinos. Vulgar, muy vulgar. Huye al otro extremo de la tienda en cuanto los veas.

8. No al color carne. Por mucho que la dependienta te diga que el nude está de moda, tú ni caso. Aún recuerdo el grupo aquel de Facebook titulado «Bragas color carne y otras formas de decir NO».

9. El negro nunca falla. Repito: a no ser que vaya combinado con cualquier color que se pase de brillante. Sólo, o en pequeñas dosis de tonos discretos, siempre gusta. El azul, el verde, o el granate (oscuros) son otras buenas opciones.

10. Nada de letras o mensajes. Las bragas menos sexys del mundo no son las que contienen un dibujo de la Pantera Rosa, Bob Esponja, o Snoopy. Son las que tienen algún «sexy» escrito por alguna parte. Evítalas a toda costa, a ellas y a todas las que contengan alguna otra palabra impresa en el trasero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.