Cine: ‘Plan de escape’

Dos históricos reciclados y renovados protagonizan una historia de acción e intriga que sorprende gratamente. No estaremos frente al típico ensalzamiento empalagoso de un héroe o vengador infalible –bueno, sólo un poco-, aunque sí ante un Sylvester Stallone devenido en un MacGyver burlador de los más complejos sistemas de seguridad penitenciarios.

También ante un Arnold Schwarzenegger perspicaz y misterioso. Las dos leyendas del cine de acción fueron reunidas por el director Mikael Håfström con una propuesta entretenida y de contenido aceptable, aunque será difícil que se nos ponga la piel de gallina.

Todo se vuelve negro en las creencias de Ray Breslin (Stallone) cuando se da cuenta de que una propuesta millonaria, supuestamente ideada por la CIA para evaluar la seguridad de la cárcel más hermética que posee Estados Unidos, resulta una farsa en su contra.

Dentro de los límites de ese limbo ilegal, Ray descubre que no es el agente doble protegido que le prometieron ser, y tampoco tiene ninguna misión noble que cumplir. Por el contrario, se encuentra con una infraestructura infranqueable creada por él mismo, utilizada por fanáticos miembros retirados de Blackwater para ejercer una ley violatoria de todas las leyes internacionales.

Deja un comentario