Un biturbo V8 para el Mercedes AMG-GT

El ultradeportivo Mercedes “alado”  de dos puertas, el AMG-GT , incorpora el complemento perfecto en su último modelo. [pullquote]El moderno AMG 4.0 litros V8 no hace más que continuar con la rica tradición de los motores V8 que Mercedes inició allá por 1967[/pullquote]La irrenunciable ambición poderosa y sport que tuvo Mercedes desde la misma concepción del AMG-GT, se materializa una vez más con la dotación de un motor biturbo.

Este prodigio estético y mecánico ha recibido el colofón que ha puesto a delirar a las decenas de miles de fanáticos de la marca, y especialmente de este modelo.

El beneficiario del biturbo es el flamante AMG de 4.0 litros V8. Este modelo que bien podría despertar la envidia en los boxes de varias competiciones oficiales, acredita una alta eficiencia en lo que a motorización se refiere. No sólo aporta ese plus único de los 8 cilindros, sino que también cumple con todas las exigencias y estándares establecidos por la sostenibilidad medioambiental.

La compañía alemana consideró al AMG-GT como el modelo ideal para incorporar este motor V8 biturbo. Tal como lo hicieron saber sus ingenieros, el mismo es una auténtica obra maestra de la tecnología mecánica, un motor de nuevo desarrollo pensado para alcanzar los máximos estándares de eficiencia.

No podemos obviar que el moderno AMG 4.0 litros V8 no hace más que continuar con la rica tradición de los motores V8 que Mercedes inició allá por 1967 como una auténtica revolución para sus coches deportivos.

Las prestaciones del AMG V8 no hacen más que corroborar su raza netamente deportiva. Por ello, es capaz de reunir un pico de potencia de 375 kilovatios (KW) que se traducen en 510 C.V.

En resumen, en el AMG V8 se conjuga un alto rendimiento, un sonido que despierta sensaciones emotivas e inconfundibles, un capacidad notable de tracción y una respuesta inmediata a cualquier orden de manejo. Existen muy pocas dudas de que el universo de los “Driving Performance” estará agradecido a Mercedes por su apuesta.

Deja un comentario