Aventura en Laponia

Si pensamos en la magia y la atracción que puede ejercer el invierno en algunos lugares del planeta, es inevitable no pensar en la Laponia Noruega. Este hermoso territorio blanco ha sorprendido gratamente a verdaderos amantes del sol y el calor. Sus pueblos coloridos, sus cumbres de aproximadamente 2.000 metros de altura, y sus costas suavizadas por la corriente del Golfo, hacen de Laponia un lugar en el que se puede disfrutar de una contemplación atenta, relajante y aventurera.

[pullquote]Las auroras boreales de esta atrapante región septentrional generan un espectáculo magnífico y sobrenatural[/pullquote]Su territorio extendido entre Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia, está delimitado por los mares de Noruega, Barents y el Báltico. Cuenta con una población de casi 50.000 km cuadrados y 73.000 habitantes.

El turista moderno ha comprobado por sus propios medios que se ha terminado el mito del lugar inhóspito e impiadoso apartado del mundo. Nordkapp o Cabo Norte, la máxima referencia de la Laponia Noruega, marca el límite entre el territorio europeo y la llamada “tierra del hielo”.

Deja un comentario