‘Anarchy: La noche de las bestias’

La segunda versión de The Purge llega este fin de semana a los cines españoles. [pullquote]Nos sumerge en el túnel del escalofrío y la tensión, pero desarrollando los hechos en el exterior, en las calles de la ciudad[/pullquote]Con la misma premisa argumental que la original, Anarchy: La noche de las bestias llega con una carga de terror pensada para poner en tensión hasta a los más impasibles.

La decisión de las autoridades estadounidenses no ha cambiado pese a lo polémico o descabellado que pueda parecer. Esa noche anual autorizada por el gobierno para que la criminal anarquía se desate y campe a sus anchas se mantiene. La autodefensa de las familias es la tenebrosa propuesta ante el embate de los psicópatas, los asesinos y los pervertidos, que ya saturan las instalaciones judiciales, policiales y carcelarias del país y que durante una noche podrán descargar sus más enfermizos instintos.

Aunque cueste creerlo, para  el gobierno de los Estados Unidos, estas noches de terror deberían ser parte importante de la solución en el arduo combate contra las incontrolables tasas de criminalidad. La premisa sobre la que se asienta The Purge fue motivo de asombro y controversia nada más nacer la producción, pero tratándose de ficción resultaría un tanto estéril incurrir en razonamientos sociológicos o psicológicos.

La cuestión que atañe directamente a los espectadores que se sienten movilizados por esta segunda entrega, es que la película dirigida por James De Monaco, viene precedida de una crítica favorable y con iguales resultados en taquilla. El thriller nos propone un enfoque diferente al original; nos sumerge en el túnel del escalofrío y la tensión, pero desarrollando los hechos en el exterior, en las calles de la ciudad, el lugar predilecto en el que los sedientos de sangre buscarán desatar su orgía asesina.

Deja un comentario