20 años de botox en España


El botox no es solo un antiarrugas. Esto es lo que la farmacéutica Allergan quiere transmitir, aprovechando el 20 aniversario de la llegada a España de la toxina butolínica tipo A. Aunque su fin más conocido es el estético, lo cierto es que «ha llegado a convertirse en el mayor éxito terapéutico del mundo en el campo de la rehabilitación”, tal y como asegura el Dr. Anthony B. Ward, vicepresidente de la Federación Mundial de Neurorehabilitación.

 

Los usos médicos del botox son varios. En primer lugar, reduce la espasticidad, un síntoma que sufren entre 300.000 y 400.000 personas en España. Es consecuencia de diferentes enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple, el ictus o la parálisis cerebral.

 

“La relajación muscular que produce la toxina botulínica facilita el movimiento y la relajación de los músculos espásticos», aporta la Dra. Mercedes Martínez, de la Unidad de Rehabilitación del Hospital Universitario La Paz.

 

Anuncios

Deja un comentario