Ultimate magazine theme for WordPress.

Familias homoparentales: cada día más común

120

Las familias homoparentales se caracterizan principalmente por tener padres o madres del mismo sexo.Hoy en día han demostrado estar capacitadas para educar y acompañar a sus hijos e hijas durante su crecimiento y desarrollo como jóvenes y adultos sanos y prósperos. La orientación sexual de los padres o madres no es indicador que sirva para evaluar ninguna función inherente a la crianza o desarrollo de los niños y niñas.

¿Qué define a una familia? ¿Lazos sanguíneos? ¿Mamá, papá e hijos? La última actualización del diccionario de la Real Academia Española tiene diez definiciones. Entre ellas considera familia a: un grupo de personas que viven juntas. Hijos o descendencia. Conjunto de personas unidas por una condición, opinión o tendencia. Grupo de personas relacionadas por amistad o trato.

Con el tiempo las sociedades se hacen más inclusivas y empáticas. Ahora las parejas estables del mismo sexo, pueden (en algunos países) tener hijos biológicos o adoptados de manera legal donde ambos aparezcan identificados como padres o madres.

Para las mujeres es relativamente más sencillo concebir hijos de manera natural a través de inseminación – asistidas por médicos o de manera casera. Sin embargo, para los hombres esta opción es más complicada. Para ello tendrían que garantizar que una mujer está dispuesta a participar como madre o como portadora.

Familias homoparentales y la realidad social

En ambos casos la adopción es compleja y en muchos casos dolorosa. Por las implicaciones legales y emocionales que conlleva acoger a un niño o niña cuyos familiares no pueden hacerse cargo.

En algunos países esto es aún más complicado porque las leyes no permiten la adopción de parejas del mismo sexo. El tabú religioso, la homofobia y las falsas creencias han impuesto agendas políticas que impiden que más familias homoparentales aptas (estables, seguras) puedan concebir o adoptar.

Para muchas familias tener hijos es un paso natural, es parte de su crecimiento como pareja, es un deseo en el que ambos/ambas están de acuerdo. Para lograr su objetivo y criar plena y amorosamente a otro ser humano. Estas familias deben luchar contra estigmas y estereotipos infundados, propios del fanatismo y la ignorancia.

Esto los hará resilientes y estarán preparados y preparadas para asumir los retos más importantes, los días de escuela, una sociedad hábil para los dobles discursos y los prejuicios en lo cotidiano.

La adopción es la vía más común para ser padres o madres. Modern Family, serie de televisión, ha naturalizado a la familia homoparental a través de la comedia. Sin embargo a pesar de ser una forma habitual de ser padres, son pocos los países que legalmente lo permiten. España fue el primer país en legalizarla.

Otras opciones para las Familias homoparentales

Otra forma de ampliar la familia, es a través de la inseminación artificial, “alquiler de vientre” o “maternidad subrogada (cada una con sus detractores). Ambas permiten a las parejas del mismo sexo concebir utilizando su propia genética. Ya sea porque utilizan su semen para inseminar a una mujer (en algunos casos una desconocida, en otros una familiar o amiga), o porque obtienen de un banco de espermas una muestra que podrán utilizar legalmente para una inseminación artificial.

Existe una tercera modalidad que es la coparentalidad homoparental, en este caso se puede dar de dos formas. La primera cuando un miembro de la pareja tiene un hijo o hija de una relación heterosexual anterior.

La segunda forma, es cuando la pareja homoparental acuerda con una persona o con otra pareja del sexo opuesto concebir juntos a un hijo o hija. En ambos casos no hay leyes que protejan o que garanticen los derechos de ambos padres o madres en este tipo de familia homoparental. Lo que obliga a las familias a organizar sus vidas y rutinas antes y durante la concepción, generando un ambiente sano, amoroso y estable para el bebé y sus padres – madres. 

En cualquiera de los casos es fundamental reconocer que la familia es decisión de vida. No es un requisito religioso o una obligación social. Para lograr una familia sana, estable y resiliente es necesario estar preparados para ello rodeándote de personas nutritivas,  asertivas y amorosas.

Y tú ¿Qué opinas de las familias homoparentales? 

Get real time updates directly on you device, subscribe now.