Retorno a la artesanía

Con la actual crisis económica, la industria del lujo ha vuelto a sus orígenes: vuelve el valor de la artesanía, la calidad y el saber hacer de las cosas hechas a mano. Los años en los que solo se vendía el logo han pasado a la historia para recalcar la importancia de los talleres y los productos que duran para siempre.

Las grandes firmas de lujo intentan transmitir la enorme calidad de sus productos hechos por artesanos

El mejor ejemplo de ello es Hermès, firma emblema de la excelencia artesana, que está viendo como están aumentando últimamente sus ventas y beneficios, superando incluso las expectativas de la empresa. Sus esfuerzos por dar a conocer su manera de trabajar están dando sus frutos. Ejemplo de ello es la muestra La Esencia del Cuero en Madrid (a la que acudieron más de 20.000 personas en 20 días) o la serie de 5 episodios Inside Hermès petit h.

Loewe es otra de las firmas de lujo tradicional que también puede presumir de su know how. Best hands of Spain es el homenaje que Loewe hizo a todas las generaciones de artesanos españoles que han hecho posible su prestigio alrededor del mundo. Una exposición en Madrid y Barcelona y un vídeo realizado por el fotógrafo inglés Matthew Donaldson dan fe de ello, además de la colaboración con Carbonell, Carrera Iglesias y Castañer, tres de las mejores manos de España. La casa también goza de una Escuela Marroquinera, con la que Loewe sigue atrayendo, formando y promocionando el talento artesano.

No podemos olvidar los desfiles Métiers d’Art de Chanel, que cada año rinden tributo a los artesanos de la firma francesa. La maison también suele recurrir a vídeos y cortometrajes para hacer gala de su savoir-faire. Chanel sabe que el handmade es un valor añadido en la actualidad y se dedica a mostrarnos cómo hace sus colecciones, relojes, o la alta costura.

Gucci y sus making of de gafas y bolsos hechos a mano o Dior y Les Journées Particulières, una especie de jornada de puertas abiertas a sus salones y talleres de París, son otros dos ejemplos de cómo las grandes firmas de lujo intentan transmitir la enorme calidad de sus productos hechos por artesanos. Como dijo Pascale Mussard, co-directora artística de Hermès hasta hace unos años, «el lujo es un producto que se puede reparar», que dura toda la vida.

[embedplusvideo height=»350″ width=»600″ editlink=»http://bit.ly/1dH2zfz» standard=»http://www.youtube.com/v/c1YiZ25f0rU?fs=1″ vars=»ytid=c1YiZ25f0rU&width=600&height=350&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=» id=»ep6951″ /]

Hombre Moderno