Mira mis calcetines

Los calcetines son, sin duda, una de las prendas del momento. Parece mentira, pero en las últimas temporadas han adquirido un gran protagonismo y se han convertido en un elemento esencial de nuestro look.

Dejamos atrás la idea de la funcionalidad del calcetín como prenda que nos protege del contacto entre la piel y el zapato. Ahora es un elemento más de estilo que podemos enseñar como cualquier otro. Eso sí, cuidando siempre que el diseño sea acorde al resto de nuestro vestuario.

El motivo principal de la relevancia que han tomado los calcetines viene a través de la tendencia en mostrar parte del tobillo. Se llevan los pantalones algo más cortos que no reposan directamente sobre el calzado, bien porque se diseñan directamente así, o simplemente a través de una vuelta en los bajos del pantalón.

De una u otra forma, el calcetín puede verse y darle un toque importante a nuestro look. Es por esto que actualmente encontramos tanta variedad de calcetines masculinos en el mercado, de todos los colores y estampados posibles.

Sí que es cierto que con la llegada del buen tiempo los calcetines se usan menos, pero aún así esta primavera se vuelve a apostar por ellos con tejidos más adecuados a la época.

Las reglas son pocas. Eso de recurrir siempre a diseños lisos y colores clásicos que concuerden con el zapato se ha quedado antiguo. Ahora se llevan los calcetines de colores estridentes, de rayas, de lunares, con dibujos divertidos y estampados arriesgados.

Puede sonar hortera, pero es tendencia absoluta. Y no estamos hablando de una tendencia entre perfiles extravagantes, asociados sólo a gente joven y underground. Hasta un ejecutivo puede darle un toque original a su estilo a través de sus calcetines. Aunque parezca impensable, esto cada vez va a ser más común. Y si no, al tiempo.

Hombre Moderno