5 pasos para desarrollar una disciplina de hierro

Eres de las personas que les cuesta centrarse y culminar algún proyecto, tarea o actividad de manera concentrada y rápida? Si te identificas con esta condición, es hora de que comiences a evaluar e identificar que está pasando en ti.

La mayoría de las personas que sufrimos de esta condición nos identifican o definen como personas con poca voluntad y autocontrol, lo que no permite que cumplamos con eficiencia y rapidez alguna actividad que nos propongamos. Pero, ¿cómo lograr desarrollar una mayor fuerza de voluntad y autocontrol que nos permita afrontar cualquier situación que se nos presente en la vida de forma positiva y culminarla con éxito?

Kelly McGonigal, autor de el “The Willpower Instinct”, define la fuerza de voluntad como una respuesta que proviene tanto del cerebro como del cuerpo. También la define como una reacción a un conflicto interno.

Por ejemplo, si debes hacer algo como pagar tus impuestos, ir al gimnasio o hacer cualquier otra actividad, pero prefieres no hacer nada, no estás trabajando tu fuerza de voluntad, simplemente te estás dejando ganar por la pereza, la apatía o el desinterés.

¿Se puede agotar la fuerza de voluntad?

McGonigal señala que la fuerza de voluntad puede ser finita, es decir, puede agotarse cuando la usamos. Sin embargo, podemos cultivarla y recuperarla nuevamente.

Supongamos que la fuerza de voluntad es como un músculo, puede agotarse por el uso excesivo, pero al igual que nuestros músculos podemos fortalecerla con técnicas que te permitan controlar tu temperamento, ignorar las distracciones y rechazar los factores externos que la perturban.

Cómo mejorar tu fuerza de voluntad

Sigue leyendo >> 1 | 2 | 3

Hombre Moderno