in

Cómo iniciar una vida saludable y no abandonarla

El hecho de iniciar una vida saludable en la actualidad resulta muy atractivo para quienes desean perder peso, definir sus músculos, mantenerse en su peso ideal e incluso, evitar enfermedades que puedan afectar gravemente su salud.

Lo cierto es que se escucha fácil, pero llevarlo a la realidad y mantenerlo resulta difícil. Sin embargo, nada es imposible de lograr. Ya que diariamente vemos a más personas involucradas en este mundo de la vida saludable y que al verlos, nos motivan a mejorar y cambiar nuestros hábitos anteriores. Puedes ver algunas reglas para estar saludable en Nutrición Sin Más.

Por eso te explicamos cómo iniciar una vida saludable y te traemos una serie de recomendaciones que te servirán para comenzarla y no abandonarla en tu primer intento. Así podrás adoptarlas como un estilo de vida y no tendrás que acudir a esas “dietas relámpago” nunca más.

Primeros paso hacia una vida saludable

Primero, debes prepararte mentalmente. Ningún comienzo es fácil y puesto que tus hábitos anteriores no eran los más adecuados, debes proceder a cambiarlos. Debes saber que es un proceso que toma tiempo, no verás resultados inmediatos y esto no debe desmotivarte.

Luego, es recomendable que limpies tu despensa y/o nevera para que no caigas en tentaciones. Todos cometemos errores, y al iniciar un estilo de vida al que no estás acostumbrado/a, no debes retar a tu fuerza de voluntad.

Al ir al supermercado compra únicamente vegetales, frutas, proteínas, carbohidratos naturales. No compres galletas, golosinas o alimentos altamente procesados. Tu alimentación debe ser en su mayoría de origen natural. 

Por último, incorpora a tu vida una rutina de ejercicio de al menos treinta minutos de cardiovascular y circuitos de pesas. Debes ir aumentando gradualmente para así no sufrir de dolores musculares intensos a los que no estás acostumbrado/a.

Alimentos saludables que debes tomar en cuenta

A la hora de iniciar un estilo de vida saludable y debas realizar tus compras, es posible que no sepas que alimentos debes consumir. Por eso te invitamos a conocer algunos que no debes pasar por alto.

En cuanto a las frutas, las que te aportarán mayores beneficios son las manzanas, las fresas, naranjas, melocotón, entre otros.

De los numerosos vegetales que existen, puedes consumir libremente el brócoli, el calabacín, los champiñones, la chayota, el coliflor, la lechuga, los tomates, etc.

También debes consumir proteínas, que son las encargadas de hacerte sentir satisfecho luego de comer. Consume carne de res, pollo, atún, salmón, huevos. Puedes añadir quesos y embutidos pero en menor cantidad.

Finalmente, los carbohidratos de origen natural, aquí puedes incluir los granos cocidos, arroz integral, quinoa, avena, pan integral, plátanos, etc. Si tu objetivo es disminuir tu peso, procura consumirlos en mayor cantidad en las primeras horas de tu día.

Alimentos que puedes consumir para reducir la ansiedad

Uno de los principales obstáculos que se te puede presentar al iniciar cambios en tu alimentación es la ansiedad.

La ansiedad es un trastorno que afecta a muchas personas y a su vez, uno de los principales obstáculos que se pueden presentar al inicio de una vida saludable. Por eso debes aprender a controlarla y saber con qué alimentos puedes disminuirla y erradicarla.

Por ejemplo, al incluir el salmón como una proteína en tu dieta, tu ansiedad disminuirá considerablemente, ya que éste pescado contiene nutrientes que poseen propiedades calmantes y relajantes que mejoran la salud de tu cerebro, además de producir un efecto de saciedad.

También puedes probar con bebidas. El té verde contiene L-theanine (aminoácido) y EGCG (antioxidante), que en conjunto producen menos niveles de ansiedad. No debes consumirlo excesivamente, dos tazas al día serán suficientes para observar cambios.

Nunca lo olvides: ¡Toma mucha agua! Entre dos y tres litros diarios.

Más que una dieta, es un estilo de vida

La mayoría de las personas suelen ver una dieta como un proceso tedioso, donde deben pasar hambre o dejar de comer sus comidas favoritas. Esto es completamente falso.

Una dieta consiste básicamente en consumir las porciones y alimentos adecuados según los requerimientos de nuestro cuerpo. Cada cuerpo es distinto, es probable que por esa razón no te hayan sido de gran utilidad las dietas posteadas en la web.

Es recomendable que acudas a un nutricionista y que éste diseñe un programa de alimentación especializado para ti. Debes aprender a adoptar ese plan por el resto de tu vida, variando los alimentos que en él se incluyen para no caer en la monotonía. Así como también aprender a manejar la ansiedad y no caer en tentaciones.

Por supuesto, no olvides darte tus gustos según las metas que tengas planteadas. Si buscas perder peso, permítete a ti mismo comer tu plato favorito una vez a la semana en una de tus comidas. Ésa será tu mayor motivación para mantener tu estilo de vida.

Los grandes cambios se observan luego de las doce semanas de buena alimentación y entrenamiento. ¡No te rindas!

Por Edith Gómez
Editora – gananci.com