in ,

6 características que pueden ayudarte a tener éxito como freelancer

Las formas de trabajo se han ido diversificando en los últimos años y el trabajo de la manera tradicional es cada vez menos atractivo para muchos trabajadores, especialmente para los más jóvenes.

Existen muchas formas de generar ingresos suficientes para vivir de ellos a través de trabajos flexibles o freelance, dependiendo de las diferentes habilidades de cada persona.

Sin embargo, este mercado es muy competitivo. Cuando estás intentando conseguir empleo en los trabajos tradicionales, es necesario que demuestres que eres el más apto de las 15 personas que han asistido a la misma entrevista laboral. En cambio, en el mundo del freelance, se debe competir con una cantidad muy grande de trabajadores, provenientes de todas partes del mundo.

Por eso, es importante que, como freelancer, poseas características que te conviertan en el trabajador ideal para tus potenciales clientes. Vamos a compartir unas cuentas de estas características a continuación.

  1. Asertivo

Al trabajar como freelancer probablemente debas lidiar con muchos clientes al mismo tiempo y, en algunas ocasiones, algunos de ellos serán mucho más difíciles que otros. Por eso, es importante que sepas cómo comunicarte de manera adecuada para que los procesos funcionen de la manera más óptima.

La asertividad se trata de encontrar un punto medio entre la pasividad y la agresividad al momento de comunicarse. Es fundamental aprender a dejar claro tus derechos y opiniones, valorando al mismo tiempo los derechos de tus clientes.

Si logras este equilibrio, es muy probable que soluciones cualquier problema de manera sencilla y construyas una buena reputación con tus clientes y/o jefes.

  1. Confiable

El contacto físico es muy importante para transmitirle a otra persona quiénes somos y hacerles entender que pueden confiar en nosotros. Esto no es posible en la mayoría de los trabajos freelance, por lo que estos pueden generar fácilmente desconfianza entre las dos partes.

Por eso, es imprescindible que hagas un esfuerzo adicional por demostrarles a tus clientes que eres una persona en la que se puede confiar. Esto lo puedes lograr siendo atento en tu forma de comunicarte y respondiendo siempre a sus requerimientos, dudas y necesidades de manera efectiva.

  1. Ordenado

La organización es una de las características más definitorias en el éxito de un freelancer. Al contar con libertad para escoger tus horarios y tus cargas laborales, es posible que pierdas de vista la importancia de mantener un seguimiento claro de todas tus tareas.

La falta de organización puede ocasionar problemas graves en este tipo de trabajos, ya que cada cliente tendrá exigencias muy específicas y tus trabajos pueden convertirse en largas listas de tareas por cumplir.

Si eres una persona ordenada, podrás mantener una visión amplia de todo lo que tienes por hacer y el tiempo que tienes para hacerlo. De esta manera, podrás demostrar a tus clientes que tienes conocimiento absoluto de cada detalle, y esto les hará comprender que tomas en serio tu trabajo.

 

  1. Eficiente

La mayoría de los clientes que contratan a un trabajador freelance, esperan resultados bastante rápidos y de buena calidad. Por eso, es fundamental que aprendas a equilibrar rapidez con trabajo de calidad, para poder brindarles resultados realmente eficientes a cada uno de tus clientes o jefes.

Para conseguir esto, debes tener muy claro todo lo que requiere cada tarea para establecer los puntos claramente desde el principio. Luego de esto, intenta construir un método de trabajo, de acuerdo a tu personalidad y gustos, que te permita culminar tus tareas con rapidez y eficacia.

  1. Responsable

La responsabilidad es una característica esencial en cualquier trabajador. Por lo tanto, lo es aún más cuando se trata de un trabajo a distancia, en el que tus clientes tienen muy poco control sobre tu forma de trabajar.

Para posicionarte como freelancer de confianza, debes demostrar que eres capaz de cumplir con los deadlines de manera absolutamente responsable. El tiempo es muy valioso para todos los involucrados en este tipo de proyectos.

Es muy probable que tus clientes deban rendirle cuentas a sus propios jefes, así que si tú llegas tarde a un deadline o entregas algún trabajo incompleto, estás arriesgando también la reputación de ellos.

 

  1. Honesto

La honestidad es siempre preferible a la mentira. Tus clientes sabrán valorar que tu sinceridad, aun cuando se trate de decirles algo que pueda no agradarles.

Si te están proponiendo un contrato que no es conveniente para ti por algún motivo, la mejor manera de afrontar la situación es siendo honesto. Establece los elementos de la situación que son poco convenientes para ti y encárgate de proponer una forma de solucionarlo.

Si tus habilidades no son suficientes para cumplir con los requerimientos de un trabajo o el deadline es demasiado pronto, siempre es mejor que rechaces esas condiciones. Si las aceptas y luego eres incapaz de llevarlas a cabo con eficiencia, tu reputación y tu relación laboral se verán afectadas.

Por Edith Gómez
Editora – gananci.com