in ,

Playa, fiesta y turismo en la isla de Ibiza

Pasados mediados de agosto nos damos cuenta de que queda tan solo un mes de verano y nos metemos de lleno en el último cuatrimestre del año.

Muchas veces, a las puertas de septiembre nos preguntamos si durante la época estival hemos hecho todo lo que queríamos o si hemos visitado todos los lugares que estaban en nuestra lista. En caso de que no sea así, aún hay algo de tiempo antes de que los rayos del sol dejen de pegar tan fuerte y las temperaturas bajen. Todavía se pueden aprovechar algunos días libres o semanas de vacaciones pendientes para darse el último chapuzón del verano.

verano en Ibiza

Para salir de la rutina se recomiendan los lugares más alejados de la zona de confort, ya que así estaremos a mayor distancia de lo conocido y, por tanto, podremos disfrutar de todo lo demás. ¿Qué hay más escondido que una isla en medio del mar? Ni siquiera hace falta salir de España para encontrar el paraíso, ya que nuestro país cuenta con dos archipiélagos: Balear y Canario. En este artículo nos centraremos en el primero y, más concretamente, en una de sus islas: Ibiza.

Se trata de la tercera isla balear en extensión, por detrás de Mallorca y Menorca. Las distancias máximas de la isla, que cuenta con unos 210 kilómetros de costa, son de 41 kilómetros de norte a sur y 15 kilómetros de este a oeste. Ibiza es una ciudad conocida internacionalmente, sobre todo, por la belleza de sus playas y calas, la calidad de sus aguas cristalinas, sus discotecas, fiestas y vida nocturna, que atraen a un gran número de turistas de todo el mundo. El clima de la isla es ideal para casi cualquier estación del año, sobre todo porque las precipitaciones son mínimas, llegando escasamente a los 45 días anuales. La temperatura mínima media anual es de 14º C y la máxima de 22º C, aunque normalmente se pueden alcanzar los 8º C de mínimas en invierno y los 38º C de máximas en verano.

Para visitar esta isla, lo primero que habrá que hacer es reservar un vuelo que nos lleve y alojamiento para nuestra estancia. Se puede encontrar hotel en Ibiza para parejas, grupos de amigos, familias con niños, etc. Una página ideal para ello es iberostar.com, empresa dedicada al sector turístico y cadena hotelera líder en hoteles de vacaciones presente en los principales destinos turísticos no solo de España, sino también de Estados Unidos, Mediterráneo y Caribe.

¿Qué visitar en la isla?

Isla de Ibiza

– La playa Cala Salada, situada en San Antonio de Portmany, es una de las más populares de la Ibiza por sus aguas transparentes. Otras playas con características parecidas son las siguientes: Cala d’Hort, Cala Vedella y Cala Comte, todas ellas ubicadas en el municipio de Sant Josep de sa Talaia.

– Una de las imágenes más famosas de la isla es la del islote de Es Vedrà, que cautiva a todo aquel que lo observe. Se trata de un entorno natural con bosques de pinos de belleza incomparable.

– Aunque suene irónico, uno de las mejores partes de Ibiza es el ferry que une esta isla con la de Formentera, que al ser muy pequeña no dispone de aeropuerto y, por tanto, su única vía de comunicación con el resto del país y del mundo es a través de Ibiza. Formentera es la cuarta isla en extensión del archipiélago balear y también es conocida por sus aguas cristalinas y sus playas interminables con dunas y pinos.

Ibiza y Formentera

– Las discotecas más visitadas de Ibiza son: Amnesia, consideraba durante varios años como mejor club del mundo, gracias a fiestas como la de la espuma, La Troya, Cocoon, Pop Star y La Matinée; Bora Bora, una discoteca ‘de día’ situada en la playa de d’en Bossa, donde se puede disfrutar del sol, de los cócteles y del ambiente previo a las noches ibicencas; Pachá es una de las discotecas más míticas de la isla, ya que cuenta con sesiones dedicadas a Djs como David Guetta, entre muchos otros; también, abierta hace poco menos de 10 años, la discoteca Usuahia, situada en el hotel del mismo nombre, ha revolucionado la noche en Ibiza, gracias a su música a todas horas, gogós en bikini, miles de luces, enormes pantallas de leds, camas balinesas, etc.

– En esta isla, aunque lo pueda parecer, no todo es ir de fiesta o tumbarse a tomar el sol, sino que se pueden hacer muchas más cosas. Se puede visitar el mercadillo hippy de Las Dalias, que cuenta con más de 200 puestos. En la misma zona se encuentran, además, algunos bares y restaurantes donde tomar algo o cenar. Otra de las zonas más pintorescas de la ciudad es Dalt Vila, la antigua ciudad amurallada y actual núcleo histórico. Otro de los lugares de interés es la cueva de Can Marça, momento natural más ancestral de la isla.