in , ,

Capitán América: Civil War

Las naciones unidas no pueden más, tras la última misión de Los Vengadores, deciden dar forma al tratado de Sokovia, mediante el cual, los superhéroes dejarán de actuar a su libre albedrio, siendo su actividad controlada por los gobiernos, de manera que solo actuarán cuando sus servicios sean requeridos.

Esto crea tal conflicto entre los diferentes miembros del equipo que dará lugar a dos bandos, uno liderado por Iron Man –y a favor del tratado- y el otro por Capitán América –que se opone a dicho documento-.

Por si fuese poco, la aparición de El soldado de Invierno –implicado aparentemente en un atentado- tensará aún más la cuerda entre los antes aliados y ahora rivales, para lo que parece ser, un inevitable duelo.

Tercera película protagonizada por Steve Rogers/ Capitán América, que casi parece una película de Los Vengadores, por la cantidad de personajes con poderes que aparecen en pantalla, pero que los esforzados guionistas consiguen equilibrar en favor del héroe del escudo, aunque pagando ciertos peajes. El primero de estos es que Tony Stark/Iron Man, tiene tal peso en la trama que casi comparte protagonismo con Chris Evans, y el segundo, que al aparecer otros personajes Marvel, estos reclaman cierta relevancia –para no ser simples adornos- y también tienen a lo largo del metraje sus minutos donde lucirse.

Así, aparte de manejar un reparto coral y salir airosos, los escritores también se las apañan para juntar en sus dos horas y media de metraje, tres tramas bien diferenciadas, sin que ninguna se resienta, siendo la tercera de ellas protagonizada por Daniel Bruhl, la que menos tiempo- que no importancia- tiene en pantalla. Poniendo a merced de los directores, los hermanos Russo, un thriller de acción superheroico diseñado al milímetro que no da un segundo de respiro.

TRAILER DE CAPITÁN AMÉRICA: CIVIL WAR

Tras el buen sabor de boca que esta dupla dejó con El soldado de invierno y abandonado el barco por Joss Whedon, ahora parecen ser la cabeza visible en lo creativo, o por lo menos el primer valor para Marvel studios – no en vano, Vengadores 3: Infinity wars 1 y 2 correrá a cargo de estos dos- en lo que a dirección se refiere. Siendo esta, todo un ejemplo de planificación y disfrute para los ojos pues, salvo algún coqueteo con ese estilo de cámara en mano nerviosa –o shaky cam- más típica de cineastas como Paul Greengrass, uno no puede más que deleitarse con las set pieces que han ideado, a cual más espectacular.

En cuanto al reparto, todos están más que cómodos repitiendo sus roles, siendo el plantel casi el mismo que el visto en La era de Ultrón – a excepción de Chris Hemsworth/Thor y Mark Rufallo/Hulk que no aparecen- así que fijémonos en las nuevas incorporaciones.

Estas son William Hurt, que repite su papel de general Ross visto en El increíble Hulk, y que a falta de la presencia de Samuel L. Jackson, cumple la cuota de actor veterano que personifica la solemnidad y autoridad de la cinta.  Chadwick Boseman que encarna a Pantera Negra, príncipe de Wakanda, con una mezcla entre arrogancia y sobriedad y una de las grandes atracciones de la función, Tom Holland como el nuevo, y al parecer definitivo Peter Parker/Spiderman, siendo tanto su presentación como posterior entrada en batalla de lo más celebrado del metraje.

Fx de primer nivel a cargo de ILM y BSO muy potente de Henry Jackman, compositor de la factoría Hans Zimmer, que ya se ocupara de la música de El soldado de invierno.

Cierre de trilogía del primer vengador que sin ser perfecto, si se presenta como el espectáculo de superhéroes de la temporada, a falta de ver lo que nos tiene preparado DC con la muy prometedora Escuadrón Suicida o la propia Marvel con Dr. Strange.

*Santi Serrano es director y crítico de cine, vlogger. Cinéfilo y cinéfago. Apasionado del fantástico en general y del terror en particular.

Sigue toda la actualidad cinematográfica en:

logo tnh