Taiji: un mar de sangre

En un pequeño pueblo de apenas 3.500 habitantes, situado en la prefectura de Wakayama, en Japón, cada año se produce, entre los meses de septiembre y marzo, una gran caza de delfines y pequeñas ballenas. Este pueblo se llama Taiji.

[pullquote]El año pasado murieron 850 delfines y 160 fueron comercializados vivos[/pullquote]Con el fin de atrapar a los animales, los acorralan a centenares contra una bahía poco profunda, conocida mundialmente como La cueva gracias al documental The cove que expone este tema.

Según la suerte que corran éstos, o bien serán capturados vivos para venderlos a acuarios y zoológicos de todo el mundo para que hagan el payaso o bien serán sacrificados para carne (la cual contiene altos niveles de mercurio).

Estos últimos son asesinados cruelmente dejándolos conscientes pero paralizados golpeándoles con una barra de metal en la columna vertebral y ahogándose en la sangre de sus familiares y compañeros. Según datos de la entidad Sea Shepherd, el año pasado murieron 850 delfines y 160 fueron comercializados vivos.

Anuncios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario