in ,

Según este estudio, el ángulo de tu cara determina tu atractivo sexual

Un estudio de la Universidad de Newcastle, publicado por la Revista de Psicología Evolutiva, asegura que la inclinación de nuestra cabeza determina nuestro atractivo para el sexo opuesto.

Según explica el Dr. Darren Burke, uno de los psicólogos autores del experimento sus estudios demuestran “que el ángulo desde el cual apreciamos el rostro de una persona, condiciona nuestra percepción de su masculinidad o su feminidad.”

La sorprendente investigación afirma que si un hombre quiere parecer masculino debe tener la barbilla recta con respecto al suelo e inclinar ligeramente su cabeza hacia atrás. Todo esto, por supuesto, sin exagerar la postura.

En cuanto a la mujer, la recomendación es justo la contraria: debe bajar la barbilla unos quince grados e inclinar la cabeza ligeramente hacia delante.

La explicación

Todas estas conclusiones nacen de una explicación evolutiva que asegura que la evolución ha hecho que las mujeres prefieran a los varones altos, y, por lo tanto, perciben de forma subconsciente como una “buena señal” la visión del rostro de un hombre estando ellas en una perspectiva más baja.

El ángulo de tu cabeza determina tu atractivo sexual

 

Siguiendo estas recomendaciones, en los casos en los que hombre y mujer son de la misma altura, el hombre debería mantener la cabeza algo más alta si quiere dejar patente su masculinidad.

El ancho de la mandíbula se relaciona con unos altos niveles de testosterona, por lo que la posición de cabeza erguida acentúa el lado más masculino.

Según el estudio de la Universidad de Newcastle, a los hombres les gusta tener un papel protector: “Para las mujeres, mostrar su rostro como si lo viésemos ‘desde arriba” equivaldría a una manera de ligar o de coqueteo y no tanto de sumisión. Al ver a una mujer desde ese ángulo el estímulo como cuidador del hombre se ve reforzado.

Para llevar a cabo este experimento se usaron imágenes creadas en tres dimensiones con caras de hombres y mujeres que iban cambiando de ángulo para que los participantes en la investigación las calificaran de acuerdo a su atractivo.

Actualmente se trabaja en otro estudio para ayudar a determinar si las personas cambian de forma subconsciente el ángulo de sus caras de cuando coquetean con miembros del sexo opuesto.

Fuente: as.com