in ,

6 señales que indican que tu trabajo vale la pena

Muchas veces entramos a trabajar en lugares donde nos exigen muchísimo, el ambiente de trabajo es pesado, nuestro jefe es todo menos un buen líder y además el salario apesta. Pero nos quedamos en él a veces por la necesidad, por la “comodidad” de la estabilidad que ofrece o por el miedo de no encontrar algo mejor luego de dejarlo.

Esto pasa mucho más de lo que crees y si tú te encuentras en un lugar así debes pensar en que los cambios traen cosas mucho mejores, porque aunque puedas pasarla mal en cierto punto del mismo -porque son cosas que ocurren- de todas maneras habrás obtenido un aprendizaje que tendrás por el resto de tu vida. A pesar del miedo o de que los pensamientos de duda puedan atacarte, atrévete a salir de tu zona de confort. Fuera de ella hay muchas más cosas para ti.

trabajo

Ahora, también hay momentos en nuestra vida donde nos encontramos laborando en lugares que si bien no fueron nuestro sueño desde niños, tienen mucho que enseñarnos y resultan ser muy beneficiosos -no solo a corto plazo- a pesar de las dificultades que se puedan presentar en el mismo.

¿Recuerdas la película de 2006 el Diablo viste a la moda? A ese tipo de trabajo nos estamos refiriendo. La protagonista sentía que su vida estaba puesta en segundo plano y de que tanta presión estaba afectándola, pero a la vez estaba clara de todo lo que podía aprender al ocupar el puesto que tenía en esa importante revista. Al final cambió su actitud, lo que la ayudó a mantenerse firme durante el tiempo que se había propuesto, logrando su meta de agregar esa experiencia a su currículum, a su vida y dejando su reputación en un muy buen lugar.

Señales que te dirán si tu trabajo vale la pena

trabajo

Si tú en este momento te encuentras en un trabajo que no te termina de convencer porque la presión está empezando a hacer mella en ti, y estás debatiéndote entre dejarlo o seguir en él, mira a continuación algunas señales que te dirán que tu trabajo vale la pena.

1.- No estás estancado: si tu trabajo no es una rutina monótona, sino que te permite seguir creciendo y desarrollando tus talentos dentro de la empresa, es un punto a su favor. Tener la oportunidad de ascender te da una motivación para seguir esforzándote y dar lo mejor de ti cada día.

2.- El sueldo es suficiente: si le preguntas a personas en la calle si están de acuerdo con el salario que reciben en sus trabajos o si creen que merecen más, la mayoría te dirá que preferiría que el sueldo fuera mayor.

El asunto es que existen trabajos que te aportan mucho más que solamente dinero -que es un aspecto fundamental, porque nadie trabaja de gratis- y a veces esos otros elementos tienen más peso que el económico. Aun así, es importante que el dinero que percibas te alcance para cubrir tus necesidades básicas, al menos.

trabajo

3.- Tus opiniones son escuchadas: esto es importante ya que si hay una dictadura donde no tienes oportunidad de desarrollar tu propio criterio, estarás desperdiciando una parte muy importante de ti. Si a pesar de todo lo que no te gusta de tu trabajo, en él escuchan tus opiniones y son tomadas en cuenta, hay esperanza de que las cosas puedan mejorar si pones de tu parte, lo que es un punto a favor.

4.- Estás aprendiendo cosas nuevas de parte de tus superiores: este es uno de los aspectos por los que muchas personas eligen quedarse en trabajos donde sufren de mucha presión, la gran cantidad de aprendizajes y experiencias que se llevan de ese lugar.

Aunque por tu propia salud, lo preferible es que decidas la cantidad de tiempo que estarás en ese lugar para que le puedas sacar el mayor provecho posible y tengas una motivación que te impulse a llegar hasta la meta. Si un trabajo te presiona mucho y además no te gusta, velo como algo temporal, ya que hacerlo de por vida sería una tortura.

5.-  Tus valores y los de la empresa están alineados

6.- Te respetan como persona y como profesional: si en tu lugar de trabajo te sientes respetado, aunque no sea el trabajo que soñaste cuando saliste de la universidad, es un buen comienzo, ay que puedes ir abriéndote camino durante la experiencia. Cuando no te respetan por más que has hecho todo lo posible, lo más probable es que ese ambiente no sea el adecuado para ti.

actitud trabajo

Tu actitud también es importante en el trabajo

Todo esto no quiere decir que debas conformarte con los aspectos negativos de tu lugar de trabajo, al contrario. Como es algo que vale tu tiempo y esfuerzo, es necesario que inviertas incluso un poco más de ti mismo para que puedas empezar a ver cambios.

  • Empieza por evaluar tu actitud. Quizá estés un poco predispuesto por todas las cosas que has pasado en ese lugar anteriormente, pero si logras hacer borrón y cuenta nueva para empezar con una actitud y entusiasmo renovados, te podrás ver mejorar tus resultados e influir en el ambiente.
  • Aporta ideas. La mayoría de las personas prefiere quejarse antes de aportar soluciones, no seas tú parte de esa mayoría y si hay algo que te molesta o incomoda, no solamente expreses el problema, sino piensa en la manera en que eso podría ser remediado. Si tu trabajo vale la pena, entonces esfuérzate por hacerlo cada vez mejor para que puedas quedarte en él el mayor tiempo posible o por la temporada que hayas previsto sin sufrirlo.

Edith Gómez
Editora – gananci.com

What do you think?

100 points
Upvote Downvote