El riesgo no está en tener VIH, sino en estar desinformado

Estás en la típica cita agradable con un chico súper guapo, y con cada hora que pasa se intensifican las risas y la emoción, y por supuesto las copas de vino. Finalmente, llega el típico ¿quieres ir a mi casa a ver un película o tomar una copa? Y justo en ese momento en que sabes cómo va continuar la noche, le sueltas esa frase simple: “quiero decirte que soy seropositivo desde hace mucho tiempo y tomo medicación”. En lo que el otro chico, con cara de haber visto un fantasma, responde: “Lo siento pero yo no salgo con sidosos, eso es muy peligroso”.

Pues les cuento que lo que es realmente peligroso hoy en día es que una persona como el chico de la historia no sepa que es VIH y que es SIDA. Porque a pesar de que sepa que el virus se contagia a través de relaciones sexuales y que usar siempre preservativos disminuyen el riesgo de contagio, no sabe (quizás por miedo) sobre los múltiples aspectos de esta condición.

En todo caso, la situación es sencilla. VIH o Virus de Inmunodeficiencia Humana es un virus que ataca al sistema inmunitario (sistema que defiende el cuerpo contra enfermedades y que nos ayuda a estar siempre sanos). De manera que, cuando el VIH daña al sistema inmunitario es más fácil contraer enfermedades graves. Por otra parte, el SIDA o Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida, se refiere al estado de infección por VIH, en el que existen tan bajos niveles de defensas que aparecen infecciones oportunistas.

En ese sentido, el VIH y el SIDA no son lo mismo. El VIH es el causante del SIDA, porque una persona con VIH que no recibe tratamiento, esta propenso a que el virus destruya las células importantes (CD4 o células T) de su sistema inmunitario, que son las que nos protegen de infecciones, de manera que, el VIH al reproducirse en todo el cuerpo, deteriora tanto al sistema inmunológico que termina causando el SIDA.

Pero hoy en día, las personas con VIH no siempre manifiestan SIDA. Y es debido a los tratamientos antirretrovirales (ARV) que detienen la reproducción del virus en la sangre, permitiendo que los CD4 aumenten, al punto de lograr un estado indetectable, en donde el número de copias es tan pequeño que ni las pruebas médicas más eficientes pueden lograr detectar el virus.  

Entonces ¿Si tengo VIH tengo SIDA?

Si recibes medicación (ARV) a tiempo, la respuesta es NO. Actualmente, las personas con VIH pueden llevar una vida normal y esto gracias a que los tratamientos para combatir al VIH están muy avanzados y una persona que vive con esta condición puede efectivamente mantener una vida común y corriente. En el pasado, el VIH se consideraba una enfermedad mortal, hoy en día se considera una enfermedad crónica. Sin embargo, y a pesar de que las personas que viven con VIH viven una vida corriente, todavía no existe una cura oficial, pero los especialistas en la ciencia y la medicina continúa trabajando día a día para encontrar una cura efectiva.

Sigue leyendo >> 1 | 2

Hombre Moderno