Una espalda en forma de V

Una espalda en forma de V es aquella que es fuerte y marcada y tiene los hombros bien anchos. Para poder tener una espalda bien tonificada es necesario trabajar los músculos posteriores de la espalda muy exhaustivamente.

Un buen trabajo de la espalda conduce a tener mejor postura y un abdomen más fuerte y definido. No es cuestión de 5 minutos, porque para poder tener una espalda de estas características se necesitan de horas de entreno.

Para lucir una espalda en forma de V tienes que trabajar los siguientes músculos:

  • Deltoides
  • Dorsales
  • Romboides
  • Trapecios
  • Músculos inferiores de la espalda

No os preocupéis por eso, existen numerosos ejercicios que sirven para tonificar toda vuestra espalda. Para trabajar los dorsales y los deltoides debéis hacer diferentes ejercicios con barras, poleas y mancuernas.

Los beneficios de tener la espalda en forma de V no solo son estéticos, sino que un buen trabajo de la espalda conduce a tener mejor postura y un abdomen más fuerte y definido.

Estas son algunas acciones a tener en cuenta para tonificar la espalda:

  • Tener una adecuada alimentación. Saber qué calorías y proteínas hay que consumir para muscular correctamente la espalda.
  • Hacer natación también ayuda a tonificar los músculos de la espalda.  Si realizamos mancuernas, barras y poleas para fortalecer la espalda, el nadar es la actividad aeróbica que ayuda a la espalda a tomar forma.
  • Descansar mucho y no forzar la espalda. No llegar al sobreentrenamiento, ya que se caería en un cansancio y fatiga total y la recuperación supondría la pérdida del músculo trabajado hasta entonces.

Conseguir una espalda tonificada y fuerte es un carrera de fondo, es difícil y requiere mucho sacrificio. Las máquinas, las dominadas y la piscina deberán de ser tus principales aliadas.

Hombre Moderno