Sueño y hormonas: así es cómo influyen en el crecimiento muscular

Por eso, hay que cuidar en primer lugar la higiene del sueño: todo empieza en el dormitorio. El secreto es crear un ambiente acogedor y favorable a la relajación: tenemos que anhelar el momento de acostarnos, de tirarnos por fin en la cama, entre unas cómodas sabanas y unas almohadas suaves. ¿Cómo conseguirlo? Antes que nada, hay que cuidar que nuestro colchón sea cómodo y ergonómico. Que sea de muelles o en viscoelástico, un colchón tiene que adaptarse a las necesidades de cada uno de nosotros.

Hoy en día tenemos la suerte de que existan marcas profesionales que emplean las últimas tecnologías en descanso, fruto de años de investigación, gracias a las cuales pueden ofrecer productos adaptables a cada necesidad.

sueño y crecimiento muscular

Existe un tipo de colchón estudiado de manera específica para facilitar la recuperación muscular mientras dormimos. Ese tipo de colchón es capaz de adaptarse a nuestra postura y a nuestros movimientos gracias a su carcasa de micromuelles ensacados que actúan adaptándose centímetro a centímetro a nuestro cuerpo.

Hombre Moderno
Logo