Sueño y hormonas: así es cómo influyen en el crecimiento muscular

crecimiento muscular

¿Qué es el sueño?

Nos acostamos en la cama y cerramos los ojos hasta llegar a un estado de inconsciencia, en el que nuestras actividades corporales se suspenden. Así de simple, ¿verdad?

El sueño es mucho más que cerrar los ojos y pasar a un estado inconsciente. Mientras dormimos nuestro cuerpo produce una cantidad importante de la hormona de crecimiento que -entre otras funciones- ayuda al desarrollo y a la recuperación de los músculos, especialmente después de un entrenamiento. La hormona del crecimiento es la responsable de estimular la ganancia muscular. Pero, para que esto sea efectivo, es sumamente importante respetar una cantidad mínima de horas de descanso, sobre todo sin interrupciones.

Lo que permite regenerar las fibras musculares «rotas» durante nuestra actividad física son los procesos que nuestro cuerpo pone en marcha a partir de los nutrientes disponibles. De esta manera se reparan y se producen más fibras y así los músculos crecen.

crecimiento muscular

Si aumentamos el tiempo o la intensidad de nuestros entrenamientos vamos a necesitar dormir más horas para recuperarnos adecuadamente y ganar masa muscular.

Las fases del sueño

Se distinguen dos etapas principales en el período de sueño: la del sueño lento y la del sueño rápido. Se suelen dividir dichas etapas principales en cinco fases, que se alternan de forma cíclica mientras dormimos:

Fase 1

Es la fase del sueño denominado “ligero”, ya que es bastante fácil despertarse ante algún estímulo repentino. Esta fase está caracterizada por el descenso de la actividad muscular y la respiración se vuelve más regular. Ocasionalmente pueden haber espasmos, e incluso experimentar sacudidas,  por ejemplo cuando sentimos que “nos caemos».  No es nada peligroso, sino más bien una transición del estado de alerta a la relajación del sueño, que los expertos consideran algo muy normal.

Fase 2

Esta fase está caracterizada por el descenso del patrón cardiorrespiratorio.  Ya es menos probable que nos despertemos. Esta es la fase que ocupa la mayoría del tiempo del ciclo del sueño lento.

Hombre Moderno
Logo