Todo lo que necesitas saber sobre las series descendentes

Está demostrado que las series descendentes te ayudan a incrementar el desarrollo muscular, y es un recurso que todos pueden aplicar, sigue estos consejos.

series descendentes

¿Como se hacen las series descendentes?

Es probable que ya conozcas la idea básica: completas una serie, por lo general hasta el fallo muscular o acercándote a él, y luego quitas algo de peso y sigues la serie con kilajes menores. La reducción promedio en esas series oscila entre el 15 y el 20%. Si. por ejemplo, estás haciendo press de banca con 100 kilos y luego bajas a 80. has reducido un 20%; luego puedes quedarte en 64, o sea, otro 20%, y hacer una última bajada a 55, o 16% menos. No hay límites exactos sobre el número de veces en que efectúas la reducción, pero lo normal es hacerla una o dos veces. Podéis empezar con una carga pesada que solo permite hacer 4 a 6 repeticiones, y potencia la fuerza, o iniciaros con cargas que implican hacer 8 a 12 repeticiones para concentraros en tamaño muscular. El número de repeticiones que hagáis después de cada bajada de peso dependerá de la proporción de la carga eliminada. También de vuestra genética de fibras musculares y del nivel de resistencia adquirida.

series descendentes

Dos caminos para conseguir más músculo

Hay esencialmente dos tipos de series descendentes. Una de ellas se refiere a descensos de peso reducidos alrededor del 10%-. Por ejemplo: empezamos con una mancuerna de 20 kilos para hacer flexiones de brazos, y luego agarramos una de 18. Lo opuesto sería los descensos importantes, que nos permiten hacer más repeticiones.

Podríamos empezar haciendo sentadillas con 140 kilos, y al terminar la serie quitar 20 a cada lado para dejar una carga de 100. casi un 30% de reducción. Luego podríamos hacer otra serie más. ya con solo 60 kilos, o sea, eliminando un 40%. Esa clase de serie descendente aumenta mucho el volumen, y son excelentes para añadir masa muscular.

Sentadilla frontal: sujetad la barra agarrándola con las manos sobre los hombros y los codos elevados. según muestra la foto. Tomad aire con fuerza y llevad las caderas hacia atrás, descendiendo lo más bajo posible.

Anuncios