in ,

Todo lo que tienes que saber sobre las hormonas masculinas

Las hormonas masculinas, también conocidas como andrógenos, son hormonas segregadas por el cuerpo humano, y son las encargadas de determinar la sexualidad masculina, y los rasgos físicos característicos de este género.

La principal hormona masculina es la testosterona. La testosterona es un esteroide anabólico, cuyo mayor porcentaje es segregado por los testículos, aunque también una pequeña cantidad es segregada por las glándulas suprarrenales. La testosterona se puede considerar como la hormona masculina por excelencia. Aunque quienes más testosterona producen son los hombres, las mujeres también segregan esta hormona, aunque en mucha menor cantidad.

Entre otras cosas, la testosterona es la responsable directa del desarrollo de los rasgos típicos masculinos, como el crecimiento de los genitales, el aumento de la densidad ósea y de la masa muscular, el desarrollo del vello facial y el agravamiento de la voz.

hormonas masculinas
 

Los niveles de esta hormona que segrega un hombre a lo largo de su vida varían según la edad.

  • Durante la pubertad los hombres segregan grandes cantidades de testosterona, la cual  va a permitir que se produzcan los cambios físicos que determinan el paso de niño a adolescente, y de adolescente a adulto, de este modo, la testosterona es la principal responsable del desarrollo físico que experimentan los adolescentes hasta alcanzar la madurez.
  • Durante la etapa adulta los niveles de testosterona se estabilizan, y aunque el organismo la sigue segregando, los niveles son más constantes. En esta etapa entre las principales funciones que desempeña están: ayudar a mantener la masa muscular y la densidad ósea, provocar el deseo sexual.
  • A medida que el hombre va envejeciendo la cantidad de testosterona que  segrega su cuerpo disminuye, manteniéndose en niveles muy bajos durante la vejez. El efecto sobre el organismo de esta disminución se traduce en pérdida de musculatura, densidad ósea y deseo sexual.


A pesar de que la testosterona es la líder indiscutible de las hormonas masculinas, no hay que olvidar que existen otros andrógenos que también desarrollan funciones importantes para el funcionamiento del organismo:

  • Androsterona: Esta hormona también produce efectos masculinizantes en el organismo, aunque es mucho menos potente que la testosterona.
  • Androstendiona: Es un esteroide segregado por los testículos de forma natural.
  • Androstendiol: Otro esteroide, que es el principal regulador de la secreción de la gonadatrofina.
  • Dehidroepiandrosterona: También conocida como dehidroisoandrosterona o dehidroandrosterona, es un esteroide producido por el colesterol en la corteza suprarrenal.
  • Dihidrotestosterona: (DHT) Es un potente potenciador de la testosterona, y responsable directa de la alopecia androgenética, es decir, la caída del cabello en los hombres.

Las hormonas masculinas en la medicina

Los esteroides sintéticos juegan una importante función dentro del campo de la medicina. En el ámbito médico se utilizan tratamientos de hormonas masculinas para ayudar a desarrollar la musculatura en pacientes que necesitan incrementar su masa muscular.

Esto se aplica especialmente en pacientes de avanzada edad, y son suministrados a hombres que, por cualquier tipo de problema, no son capaces de producir de forma natural y por sí mismos los niveles necesarios de estas hormonas. También se aplican en algunos casos de quemaduras graves, debido a su acción reconstructora de los tejidos. Algunos esteroides ayudan a combatir enfermedades como el SIDA.

El problema de los esteroides en la medicina deportiva

Debido a que algunas hormonas masculinas, en forma de esteroides sintéticos, son responsables directos del desarrollo muscular y óseo, y de la construcción de tejidos, son utilizados en medicina deportiva para conseguir un mayor rendimiento deportivo de los atletas.

A pesar de que las hormonas masculinas realmente pueden ayudar a muchos deportistas a conseguir algunas metas, que sin la utilización de estos productos serían prácticamente inalcanzables, en algunos ámbitos deportivos se produce un abuso en el consumo de esteroides anabolizantes.

Por este motivo, está prohibida la distribución y venta de esteroides anabolizantes, hormona de crecimiento y productos similares, para fines que no sean estrictamente médicos. Sin embargo, la falta de una regulación internacional sobre estos productos, ha favorecido el desarrollado un mercado negro en torno a estas sustancias.

En muchos deportes, es normal hacer uso de tratamientos con esteroides suministrados cíclicamente para conseguir un mayor índice de masa muscular. Estas sustancias se pueden introducir en el cuerpo mediante la ingestión de pastillas, en forma de suplementos y,  en algunos casos, de forma intravenosa con pinchazos inyectados directamente en el músculo.

Su acción en el físico es visible en poco tiempo, produciéndose una hipertrofia de éste. Sin embargo, los efectos secundarios de este tipo de tratamientos pueden ser catastróficos para el organismo.

A pesar de que con estos ciclos hormonales se puede obtener un cuerpo más grande y musculoso de lo “normal”, el abuso, la falta de conocimiento de estos productos y una mala administración de estas sustancias, puede terminar en graves consecuencias, tanto a corto como a largo plazo, para la salud de quienes las consumen.

Loading…

0

Comments

0 comments

What do you think?

100 points
Upvote Downvote