in ,

Las artes marciales

Las artes marciales son un conjunto de técnicas de combate orientadas a la defensa personal cuyo origen ancestral proviene de los métodos de combate cuerpo a cuerpo que se empleaban para luchar en la guerra en algunos países orientales.

 

Concepto de artes marciales

El concepto de artes marciales, cuya procedencia etimológica proviene de la palabra Marte, nombre con el que los romanos clásicos denominaron al dios de la guerra, se empieza a utilizar a partir del siglo XIX para designar a las técnicas militares de lucha utilizadas por los guerreros orientales que tenían en común la no utilización de armas de fuego durante el combate.

Durante esta época estas doctrinas de combate fueron utilizadas especialmente por los guerreros samurái, ya que para ellos, el uso de armas de fuego en la guerra resultaba deshonroso.

El origen de las artes marciales se remonta prácticamente a la antigüedad del hombre, pues son tan añejas como la propia guerra. Como precursores de las artes marciales se puede  tomar cualquier sistema de lucha que empleara el propio cuerpo para enfrentarse con el rival.

De este modo, en Occidente podemos encontrar referentes como la lucha greco-romana, aunque cuando se habla de artes marciales, se entienden más concretamente los sistemas de combate procedentes de países orientales como China, Japón y Corea.

 

Artes marciales y honor

La mayoría de las artes marciales además de ser un sistema de defensa personal que combina técnicas defensivas y técnicas ofensivas de combate, llevan implícita una filosofía en la que predominan conceptos que van más allá de la propia lucha, haciendo especial hincapié en el concepto de honor.

El honor marcial en la antigua China y Japón no es el mismo concepto de honor que entendemos hoy en día. Se trata de un concepto militar con un significado totalmente diferente al actual, en el que por ejemplo se podía justificar la matanza de una población entera, incluidos niños y mujeres, simplemente por haber jurado lealtad a otro señor feudal, aunque esta lealtad hubiera sido impuesta bajo la presión de la violencia.

Afortunadamente, a día de hoy, el sentido de honor en las artes marciales recupera únicamente la parte más amable de ese pensamiento, motivando conductas como el respeto por el adversario, la lealtad, proteger al indefenso, etc.

Tipología de artes marciales

Una forma sencilla de dividir todo el conjunto de artes marciales es hacerlo en dos grandes grupos: por un lado las artes marciales en las que únicamente se utiliza el propio cuerpo para defenderse y por otro, las artes marciales en las que además del cuerpo se utiliza algún tipo de arma.

Independientemente de esta clasificación, debemos apuntar que antiguamente la mayoría de  sistemas de defensa personal que se utilizaron para combatir en la guerra combinaban la lucha cuerpo a cuerpo con las armas. De modo que antiguamente las artes marciales eran sistemas de defensa complementarios a las armas tradicionales.

A pesar de que no se permite el uso de armas de fuego, sí se utilizan armas mortíferas como arcos, espadas, lanzas, tonfas, nunchacos, etc.

Existe un gran número de doctrinas. A continuación, vamos a clasificar y describir brevemente algunas de las más conocidas:

  • Kung Fu. Es el término que utilizamos en Occidente para referirnos al conjunto de artes marciales chinas. El término usado en China es wushu. Tradicionalmente su origen se atribuye al monje budista Bodhidharmaen que creó una doctrina de entrenamiento físico destinada a fortalecer el cuerpo para contrarrestar la debilidad física originada por una vida contemplativa basada en la meditación. Bodhidharmaen desarrolló una serie de técnicas de combate inspiradas en los movimientos utilizados por algunos animales para defenderse, de este modo surgen varias escuelas como las de: el dragón, el tigre, la serpiente, la mantis, el mono, etc.
  • Tai chi. Aunque su origen es marcial y, por tanto, pensado como un sistema de defensa para el combate, hoy en día se entiende como una actividad físico-espiritual en la que es muy importante la meditación y sobre todo la correcta ejecución de las secuencias de movimientos para hacer con precisión las denominadas formas o posiciones.
  • Judo. Se trata de un arte marcial de origen japonés. Fue creado por Jigoro Kanō en el siglo XVIII, aunque recoge técnicas de defensa personal milenarias, se basa principalmente en técnicas de agarre con el objetivo de desestabilizar al oponente. Es un deporte que requiere fuerza y habilidad para mover el peso del adversario.
  • Karate. Es otro arte marcial japonés, originalmente procedente de las Islas Ryukyu. Su significado es “el camino de la mano  vacía”. Recurre principalmente al uso de golpes de puño y patadas.
  • Taekwondo. Es un arte marcial de origen coreano basado en otras técnicas de combate como el Kung fu chino. Combina puñetazos y patadas.

Además de estos que hemos citado, existen otras muchas artes marciales como el Jujitsu, Kempo, Kendo, Nanbudo, y así podríamos citar un larguísimo etcétera, teniendo en cuenta que sólo hemos visto por encima los de origen oriental, pues prácticamente en cada región del mundo, se ha desarrollado sistemas de combate de lucha cuerpo a cuerpo.

What do you think?

100 points
Upvote Downvote