Prevén la caída del cabello

 

5. No cepilles el cabello cuando está húmedo

Cuando nos lavamos el cabello tendemos a usar acondicionadores y suavizantes para desenredar el cabello (en caso de que sea largo), pero cuando está húmedo es mucho más sensible que habitualmente, por lo que hay más riesgo de que se rompa o que, con los estirones, lo quitemos de raíz.  Es importante ser delicados en este momento y no hacer muchos estirones para que el cabello no caiga.

6. Cuidado con el calor

El exceso de calor afecta al cabello. Un secador demasiado caliente puede acabar dañándolo. También las planchas y demás mecanismos deberían evitarse si lo que queremos es tener un cabello sano y fuerte. En definitiva, toda fuente de calor lo debilita, ya sea con el agua caliente como con el secado, por lo que hay que ser cautos e incluso protegerlo con una gorra durante el verano.

Sigue leyendo >> 1 | 2

Hombre Moderno