Aunque quizás sea aún tabú para algunos, no es ningún secreto el creciente interés de los hombres por los tratamientos estéticos en los últimos años. A menudo confundida con la cirugía estética, la medicina estética es una rama de la medicina que aborda de manera integral tanto la mejora estética de las personas como aquellos aspectos internos que influyen en su bienestar y autoestima. En La Entrevista, hablamos con la doctora Petra Vega, presidenta de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), que desde 1984 vela por garantizar el rigor científico de las técnicas utilizadas en este campo y por la formación de los profesionales. A partir de ahora, gracias a un acuerdo de colaboración entre la SEME y ‘Hombre Moderno’, en la sección de Estética contaremos con un espacio dedicado a esta rama de la medicina que seguro que será de vuestro interés.

 

¿Cómo explicaría al profano lo que es la medicina estética?

La medicina estética es aquella rama de la medicina que se encarga por un lado de tratar los inestetimos de la persona, tanto reales o que a veces la persona sienta como tales. Y por otro lado, de mejorar cualquier aspecto de la salud que pueda influir en el aspecto estético. Otra parte muy importante de la medicina estética se encarga sobre todo de prevenir enfermedades que puedan influir entre otros, en el  aspecto estético. Es decir, de prevenir para favorecer una longevidad mucho más saludable en todos los aspectos.

 

La medicina estética busca mejorar la autoestima y la seguridad de la persona en sí misma¿Y cuáles son las principales diferencias con la cirugía estética?

Hay que entender que la medicina estética es, sobre todo, medicina integral. Es decir, valora la persona en su conjunto y la va a tratar desde el interior para mejorar el aspecto. Con la cirugía estética nos parecemos en algunas cosas, como en la finalidad,  pero somos muy diferentes. La cirugía estética es una rama de la medicina, si bien complementaria, muy distinta. La cirugía trata el inestetismo directamente, el aspecto, pero no es función de la cirugía tratar el interior. El cirujano, cuando opera una nariz, va a opererar el aspecto estético de la nariz, evidentemente procurando que el paciente respire mejor, pero por ejemplo, no va a estar haciendo un tratamiento sobre la adicción al tabaco. Sería la diferencia. Cuando el médico estético trata a un paciente lo va a hacer sobre todo intentando mejorar sus hábitos, su conducta y aquellas cosas que repercuten en su aspecto de forma negativa. También tiene la limitación de que no va a modificar tan drásticamente el aspecto. Si alguien desea cambiar el aspecto de su nariz deberá ir a un cirujano plástico. Son dos conceptos totalmente distintos que muchas veces se complementan y cuya finalidad en ambos casos es la mejora estética, pero sus técnicas y el protocolo son totalmente distintos.

Sigue leyendo >> Primera |1 | 2 | 3 | 4 | 5 | Siguiente → | Última

Hombre Moderno