El maquillaje masculino


El maquillaje masculino ha dejado de ser algo excepcional solo al alcance de modelos y celebrities. Cada vez son más las firmas que han sacado líneas específicas para atender las necesidades del hombre de hoy, que no busca un maquillaje espectacular, lleno de color como en el caso de las féminas, sino productos que le ayuden a ofrecer su mejor imagen con absoluta naturalidad.

Dos son los objetivos básicos del maquillaje masculino:

1. Corregir imperfecciones: ojeras, marcas cutáneas, o correcciones de los rasgos faciales como mentón ancho, caballete en la nariz o barbilla prominente.

2. Mostrar un rostro uniforme y sin brillos.

Elige siempre una base lo más parecida posible a tu tono de tu piel para evitar el ‘efecto máscara’Las bases correctoras son las encargadas de conseguir el primer objetivo poniendo en práctica la técnica del claro oscuro, que consiste en aplicar un corrector claro en aquellas zonas del rostro a las que quieras dar mayor relieve, y uno oscuro en aquellas otras que requieran profundidad.

Un ejemplo muy simple: si tienes unas pronunciadas ojeras oscuras que contribuyen a un aspecto cansado y envejecido, un toque de base clara, bien difuminado, puede ayudarte a camuflarlas, mientras que si amaneces con unas bolsas considerables bajo los párpados, deberás utilizar un corrector más oscuro para «bajarlas» visualmente.

Aunque la gama actual de maquillaje masculino sigue siendo bastante limitada, si te animas a comprobar cómo queda tu rostro con ayuda de los correctores, elige siempre una base lo más parecida posible al tono de tu piel para evitar el ‘efecto máscara’.

Sigue leyendo >> 1 | 2

Hombre Moderno