¿Codos ásperos? ¿grisáceos? ¿rugosos? Son problemas estéticos bastante comunes que afectan más a hombres que a mujeres  y que puede prevenirse fácilmente o bien tratarse si ya son un hecho.

No nos damos cuenta pero apoyamos los codos y las rodillas multitud de veces al día en distintas superficies. Los codos en la mesa, las rodillas en el suelo, por ejemplo, al hacer un ejercicio… a esto hay que sumar el roce constante con la ropa (en invierno), el número de veces que flexionamos estas articulaciones y la acción normal de los agentes externos (altas o bajas temperaturas, sol, viento…)

Estos dos puntos del cuerpo son, además, los grandes olvidados a la hora de aplicar los distintos productos para el cuidado personal. Piénsalo, cuando te aplicas una hidratante corporal ¿incides lo necesario en codos y rodillas? Parece que no tiene demasiada importancia, pero unas rodillas o codos ásperos, oscuros y rugosos con efecto «piel de galápago» no resultan demasiado atractivos.

En los casos más acentuados, que requieren tratamientos específicos, se habla de hiperqueratosis, que significa un engrosamiento excesivo de la capa cutánea.

Aunque en los hombres es normal que la piel de estas dos zonas sea un poco más oscura y resistente, si quieres prevenir una aspereza o rugosidad excesiva, cuando apliques una hidratante corporal incide en codos y rodillas realizando durante unos segundos un masaje circular que favorezca la adecuada penetración del producto.

Si quieres mejorar el aspecto de tus codos y rodillas, puedes conseguirlo con una exfoliación semanal y con un producto que tenga propiedades no solo hidratantes sino humectantes (que hidraten y además ayuden a retener la humedad natural de la piel).

Haz la exfoliación con ayuda de un guante de crin y con cosméticos que incluyan en su composición algún ácido que erosione suavemente la capa superficial de codos y rodillas eliminando, de manera progresiva, las células muertas que les dan ese aspecto rugoso y oscuro (ácido salicílico, glicólico o láctico). Completa tu tratamiento aplicando a diario una crema que hidrate y suavice (con vaselina, karité o aloe).

Sigue leyendo >> 1 | 2

Hombre Moderno