Cuáles son los miedos que tienen todas las mujeres durante el sexo

La industria del porno nos muestra, explícitamente, todos los orificios que existen para llegar al orgasmo. Pero también ha hecho que las expectativas al momento de tener sexo sean cada vez más altas y absurdas. Un solo click basta para conocer al «príncipe azul» de la primera noche o a la rubia colegia de los sueños húmedos masculinos. Con un solo click podemos entrar a un sitio XXX en el que basta con escribir tags en el buscador, para que éste arroje sugerencias que se asemejen a lo que nos interesa conocer.

A través de videos eróticos, hombres como mujeres, hemos adquirido fetiches y desarrollado filias que posteriormente buscamos cumplir en la realidad; ya sea con nuestras parejas o teniendo sexo casual. Sin embargo, aunque la pornografía tiene categorías para todos, la mayoría se relacionan al placer masculino. De hecho, el material XXX muestra que para los hombres es divertido, fácil y placentero realizar varios trucos en la cama. Lo cierto es que la pornografía –como cualquier otra producción audiovisual– está llena de trucos, cortes de cámara, cambios de ángulos y actuaciones que en cada escena se esconde un orgasmo.

Hombre Moderno
Logo