in ,

6 beneficios de tener fantasías sexuales

Las fantasías son representaciones de algo que hemos vivido o que hemos creado en nuestra imaginación y que adornamos a nuestro gusto recreándonos en ello. Si el contenido de estas representaciones es sexual, hablamos de fantasías sexuales.

fantasías sexuales

Según las sexólogas Raquel Fernández y Noelia Luna, “negar nuestra fantasía es negarnos a una parte muy enriquecedora de nuestra sexualidad”. En ese sentido, es necesario tomar conciencia de que tener fantasías es sano y estimulante, además nos permite un auto descubrimiento de nuestra erótica. Por eso en Hombre Moderno te contamos 6 beneficios de tener fantasías eróticas.

1. Mejoran la autoestima

Las fantasías nos ayudan a sentirnos más seguros de nosotros mismos. Nos sentimos deseados y nos imaginamos potenciando nuestros atributos o cualidades. En el mundo de la fantasía dejamos a un lado todo lo negativo y eliminamos nuestra visión crítica. Todo es perfecto y eso hace que nuestra autoestima se eleve hasta las nubes.

2. Incrementan el deseo sexual

Las fantasías nos ayudan a evadirnos y a romper con la rutina. De esta forma también promueven una sexualidad que no se centra exclusivamente en la penetración. Las relaciones sexuales se vuelven más espontáneas ya que dejamos a un lado los miedos y las limitaciones.

fantasías sexuales 2

3. Facilitan el orgasmo

Al aumentar la exitación facilitan también el orgasmo. Además, favorecen la aparición de nuevas conductas sexuales como nuevos juegos preliminares. Así, contribuyen a aumentar la creatividad y enriquecen enormemente las relaciones sexuales

4. Impulsan la imaginación

Las fantasías  nos llevan a situaciones excitables que dudosamente podríamos realizar en la vida real. Podemos imaginar que mantenemos relaciones, por ejemplo, con alguien que sabemos que jamás las tendremos.

 

fantasías sexuales 3

5. Ayudan a conocernos mejor

Explorar nuestras fantasías sexuales nos ayuda a conocernos mejor y a descubrir lo que más nos gusta y excita. Enriquecen la visión que tenemos de nosotros mismos y de los demás, garantizándonos un aprendizaje muy sincero de nuestra sexualidad. Además, nos sirven para preparar futuras relaciones, ya que las creamos como ensayo.

6. Alivian el estrés y la ansiedad

Las fantasías sexuales nos relajan y nos entretienen incluso en aquellas situaciones en las que no vaya a haber erótica ni autoerótica. Simplemente como distracción, por ejemplo, en un viaje largo.

What do you think?

100 points
Upvote Downvote