10 curiosidades tecnológicas del porno online que tal vez desconozcas

Si piensas que la industria se resume en colgar un vídeo sexual y ya, estás muy equivocado. Así lo demuestran estas historias de un sector multimillonario.

Cuando hablamos de porno ‘online’, el esquema mental y empresarial que reproducimos suele ser bastante básico: un empresario improvisado, unos actores efímeros, un vídeo sexual de buena calidad y punto. Pero no nos engañemos: el porno ‘online’ mueve cantidades multimillonarias de dinero, es un sector empresarial al uso y, como tal, está expuesto a evoluciones, crisis de los modelos de negocios y cambios tecnológicos que obligan a las empresas a actualizarse si no quieren quedarse fuera.

Es por eso precisamente que esta industria suele ser siempre una de las pioneras a la hora de ponerse las pilas y evolucionar en cuestiones puramente empresariales y tecnológicas. Si no te lo crees, te animamos a descubrir estas curiosidades tecnológicas y de negocio que quizá desconocías.

1. Tecnología, tecnología y tecnología (y porno)

Con frecuencia se suele pensar que el porno ‘online’, para ser un auténtico negocio, tiene un solo ingrediente: el porno de calidad. Y sería hipócrito quitar este elemento de la ecuación, pero lo cierto es que el porno, por sí solo, difícilmente generará negocio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.