El euro es algo muy millennial. Los verdaderos amantes de lo vintage sabemos que lo que ‘mola’ de verdad es la peseta y no este ‘novedoso’ y muy poco glamuroso euro que tantos problemas nos ha dado. ¿Cómo va a molar más una moneda convencional y no una que tiene un maldito agujero en el centro? ¡Si es que parecía un donut! Eso siempre es mejor sin ningún tipo de dudas.

Para nuestro pesar, estas se dejaron de utilizar en nuestro país hace ya unos cuantos años y, por más que ya no podamos sacarlas de un cajero, sí que seguimos recordándolas con todo el cariño del mundo. Según calcula el Banco de España, aún hay en circulación más de 275.000 millones de pesetas que no se han cambiado a euros de ninguna forma.

Estas pesetas pertenecerían a personas que, o bien las tienen guardadas ‘debajo del colchón, o bien las destruyeron. Si estáis en la primera opción, os avisamos de que solo tenéis hasta el 31 de diciembre del 2020 para canjearlas antes de que sea demasiado tarde.

Y, a pesar de que se puedan devolver… hay muchas personas que no lo harán. ¿El motivo? Se las guardan por coleccionismo. Y, ¿sabéis qué? Bien que hacen. En la actualidad, hay personas que llegan a pagar hasta 20.000 euros por según que monedas de pesetas, lo que no es poco.

El artículo no acaba aquí. Hay mucho más por leer. Sigue leyendo abajo...

Después de leer, comenta y encuentra más artículos interesantes también con el juego de la ruleta...
Comenta via Facebook
También en HM
[TOP] 12 Cosas RARAS que SÓLO encontrarás en Japón
1
2
3
4
5