Shen Ji y Liu Xi, una pareja de China, decidieron probar la fecundación in vitro para tener un bebé ante las dificultades de que Liu se quedara embarazada de forma natural. Sin embargo, poco después del inicio del tratamiento murieron en un accidente de tráfico en 2013. El accidente ocurrió tan solo cinco días antes de que los embriones fuesen introducidos en el útero de ella.

Tras el trágico accidente los padres de la pareja fallecida decidieron empezar una batalla legal para conseguir los embriones congelados. Su objetivo era implantarlos en un vientre de alquiler, para que pudiera nacer su nieto. Aunque por el camino se encontraron con muchos impedimentos, finalmente lo lograron.

El artículo no acaba aquí. Hay mucho más por leer. Sigue leyendo abajo...

Después de leer, comenta y encuentra más artículos interesantes también con el juego de la ruleta...
Comenta via Facebook
HeartHeart
HahaHaha
LoveLove
WowWow
YayYay
SadSad
PoopPoop
AngryAngry
Voted Thanks!
También en HM
Cristiano tiene el mejor cuerpo del Universo según GQ
1
2
3