Y se hace necesario no dejar a un lado esta situación que se vive día a día en estas repúblicas independientes del territorio Ruso. Ya hace un tiempo que se han vuelto visibles los campos de concentración de gays en lugares como Chechenia, así como la violación de derechos humanos y el tipo de tortura del que no se suele hablar. 

Un infierno constante al que cualquiera está expuesto. Como es el caso del cantante ruso de 26 años: Zelimkhan Bakaev. Gracias a las denuncias de los activistas que intentan que se haga justicia y se detengan los procesos de reclutamientos y tortura en los campos de concentración, se ha podido identificar no sólo la desaparición sino el asesinato del joven artista.

Ocurrió en Grozny (Capital de Chechenia) a inicios del mes de agosto de 2017, cuando el joven pretendía asistir a la boda de su hermana y a la que lamentablemente nunca llegó, al ser interceptado y detenido, torturado y asesinado por las autoridades de Chechenia. 

 

Esta es una realidad diaria que viven los gays en Chechenia. Por lo que en la actualidad son cada vez más los que salen por el miedo ha ser descubiertos, atrapados, torturados y asesinados. 

Por su parte, como es de esperarse, la fuerza de las autoridades es mayor y niegan constantemente el conocimiento sobre el paradero del cantante Bakaev, señalando que posiblemente pudo haber salido del país. Sin embargo, vídeos como el que se presenta a continuación muestra que es una realidad que no solo existe, sino que se está expandiendo cada vez más a otras zonas dentro de la región. 

También en HM
[EXCLUSIVO HM] Así se vive en Venezuela. Reportaje Especial desde Maracaibo

  

Y tú ¿Qué opinas de los niveles inhumanos a los que llega la LGTBIfobia?