Diet

Las propuestas de dietas para perder peso no dejan de surgir y cada día encontramos una nueva alternativa que se vuelve popular y de moda, como en este caso la dieta Militar.

¿En qué consiste la dieta Militar?

Quizá su nombre haga referencia a la rigidez y a las reglas estrictas de esta dieta también llamada “dieta de la Marina” o “dieta de los 3 días“, ya que propone realizar un plan de tres días de sólo entre 600 y 1100 Kcal, aunque la dieta señala un valor energético que va desde 1.400 el primer día a 1.100 el último.

Así, con tres días de dieta en las cuales se establecen los alimentos que se deben consumir en las tres comidas diarias, y cuatro días de descanso para los cuales se dejan recomendaciones a seguir, esta dieta se presenta como un alternativa “shock” o ayuno relativo, pues tendremos tres días de la semana con un limitado consumo energético y cuatro días de descanso o al menos de “no dieta”.

La propuesta concreta de cada ingesta para cada uno de los tres días es la siguiente:

Dietamilitar

Como se ve, se establece claramente qué debemos comer cada día y su aporte energético que la verdad en ningún caso parece alcanzar las 1.100 calorías.

Asimismo, hay una serie de reemplazos que la dieta brinda en el intento de flexibilizar un poco la propuesta y posiblemente personalizarla en caso de alergias o intolerancias. No obstante, la lista es muy limitada igualmente.

Con esta propuesta, la dieta promete una pérdida de hasta tres kilos por semana, limitándonos, únicamente tres días de siete.

También en HM
Homo naledi: el eslabón encontrado

Errores de la dieta Militar

Si ya has leído con atención en qué consiste la dieta Militar fácilmente podrás deducir la rigidez de la propuesta que además, establece comidas específicas para un público universal, es decir, no importa cuánta actividad física se realice, todos deberían respetar lo propuesto.

Por supuesto, la dieta está desaconsejada en mujeres embarazadas y lactantes, en ancianos y personas con enfermedades, pues una alimentación así, aunque sean sólo tres días, puede dejar huellas en el organismo.

Es decir, la dieta se realiza tres días, se descansa cuatro y vuelve a comenzar el ciclo de tres días y cuatro de descanso en los cuales debemos seguir las recomendaciones de comer con moderación para que no compensemos el déficit energético y acabemos no perdiendo peso.

Hasta es muy probable que la restricción de los tres días nos perjudique los cuatro días siguientes de descanso.

Por otro lado, la dieta militar no es nada flexible y ello no nos ayuda a comer mejor ni a incorporar hábitos sanos, pues simplemente no nos deja un aprendizaje sino que debemos seguir una estructura y reglas claras.

Además, la dieta hace poca referencia a la práctica de ejercicio y otros hábitos que pueden favorecer un adelgazamiento saludable, por lo tanto, sólo nos queda pensar que la dieta Militar lleva su nombre porque es una verdadera prueba para nuestro organismo y comportamiento.

En definitiva, una dieta más que al colocarla bajo la lupa sólo nos deja un mensaje: no nos dejemos guiar por nombres llamativos ni propuestas tentadoras, pues estos tres días únicamente no son aptos para militares con entrenamiento intenso y lo peor, pueden dañar severamente nuestro metabolismo y la relación que tenemos con la comida.

También en HM
25 pelis para ver una y otra vez sin cansarte

Más información en | 3daymilitarydiet.net y ThemilitaryDiet

Fuente: Vitonica