Ultimate magazine theme for WordPress.

Looks retro en MFSHOW MEN

0 18

Después de las grandes pasarelas de hombre internacionales (Londres, Milán y París), le llegó el turno a la semana de la moda masculina española, la Madrid Fashion Show Men. En su cuarta edición, un total de diez firmas presentaron sus propuestas de cara a la temporada otoño/invierno 2015-2016. Aquí va un resumen de lo que pasó en los desfiles (y performances) de MFSHOW MEN.

El modelo Oriol Elcacho se encargaba de abrir la pasarela de la mano de la firma Emidio Tucci, que convirtió a todos sus maniquíes en auténticos jinetes. Botas de equitación, fustas y bridas acompañaron en todo momento a los looks de gentleman inglés, en los que no faltaron el tartán, las chaquetas acolchadas o los abrigos tipo batín.

La lana fue el tejido dominante en las prendas de día, con jerséis de cuello alto sustituyendo a las camisas y el cárdigan incorporándose al traje de manera informal. Para la noche, un hombre que destila clase con trajes de terciopelo que se anudan a la cintura y camisas que se abren para enseñar los pañuelos de seda que rodean los cuellos.

Una de las caras nuevas de esta edición fue la de la firma neoyorquina McGregor, que se centró en el estilo universitario estadounidense. Vimos gorras y chaquetas de béisbol, sudaderas y parkas acolchadas, pero también un rollo 100% preppy, con pajarita incluida y prendas sartoriales de carácter juvenil e informal (características que rodearon toda la colección).

Tenkey nos trasladó al Chicago de los años 30 con su propuesta inspirada en la época de la Ley Seca. Tirantes, chalecos, sombreros y boinas se encargaron de recrear el ambiente de los clubes clandestinos, al igual que otra serie de detalles como las mangas arremangadas de las camisas, el talle ombliguero de los pantalones o alguna que otra pistola que apareció estampada.

El fichaje del diseñador Carlos Díez como director creativo del desfile de Jockey hizo que éste se convirtiera en un verdadero show. Primero, con dos gimnastas realizando piruetas sobre la pasarela en bóxers. En la media parte, con tres chavales haciendo acrobacias en bicicleta.

También en HM
Ecomoda

También la originalidad de Díez se contagió sobre los looks, que fueron más allá de mostrar hombres en calzoncillos. Los estampados de la ropa íntima se adaptaron a prendas exteriores, ya fueren camisas y camisetas de algodón, chaquetas en tejido técnico, largas capas casi hasta los pies o complementos varios como gorros y guantes. Naranja y rojo llevaron la tónica dominante en cuanto al color.

Lander Urquijo, por su parte, hizo un repaso por la historia de la moda masculina, empezando desde los auténticos orígenes (véase un hombre en taparrabos) y terminando por el más futurista de los trajes, en un tejido plasticoso de color plateado. Entre los dos extremos, pudimos ver recreados a diversos referentes estéticos de cada época, como a Mel Gibson en Braveheart, Paul Newman en El Golpe, Jack Nicholson como el Joker o al Sherlock Holmes de Guy Ritchie.

Entre la mezcla de estilos, la excelencia de la sastrería y la puesta en escena (con mesa de casino incluida), el desfile resultó de lo más original. Cuadros y rayas diplomáticas se repitieron y reinventaron, siempre con aires retro pero adaptados al estilo actual. Los trajes de tres piezas fueron los protagonistas, que se vieron principalmente en tonos marrones y grises, perfectos para un auténtico gentleman moderno de ciudad.

Por último, Hominem fue la encargada de cerrar MFSHOW MEN con una colección de estética mod. Jerséis de cuello cisne acompañaban a trajes de solapa estrecha cargados de chapas, los de cuello redondo servían para ponerlos encima de camisa blanca y corbata negra. Los tirantes, las siluetas ajustadas y el poderío del rojo hicieron el resto y conseguieron dignos looks de este movimiento juvenil inglés de los años 60.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.