Ultimate magazine theme for WordPress.

Cine: ‘Mad Max: Furia en la carretera’

0 42

En un futuro desértico y post-apocalíptico donde escasean la comida, el agua, la materia prima, y la gasolina es uno de los bienes más preciados; el dictador Immortan Joe verá como su imperio se tambalea cuando Furiosa, una de sus lugartenientes, decida arrancar de las garras de este a sus “novias” y ponerlas a salvo.

Nos encontramos sin duda ante el que será el ‘blockbuster’ del veranoEn una huida hacia tierras más verdes y libres del control del tirano, estas contarán con la inesperada ayuda de una misteriosa figura, tan loca o más que el mundo que habitan, que responde al nombre de Max.

Bienvenidos al blockbuster del verano. Si, se que suena muy contundente, pero al margen de que títulos como Fast & Furious 7 o Los Vengadores: La era de Ultrón resultaran más o menos entretenidos y disfrutables, ambos títulos contaban con algunos peros que impedían que se pudiesen considerar películas redondas.

Resulta muy curioso que un cineasta de 70 años como es George Miller, el cual hace tiempo parecía que no tuviese mucho más que aportar para los grandes estudios, tenga que venir a enseñarnos lo que debe ser el cine espectáculo, trayendo de vuelta su universo más celebrado y famoso, el de Mad Max

Lo hace recuperando un mundo fácilmente reconocible por el que parece que no ha pasado el tiempo y al mismo tiempo actualizándolo y expandiéndolo, valiéndose de los medios que dispone hoy día la industria del cine.

Miller, es un niño con juguetes nuevos, que los usa para regalarnos cine en estado puro y algunos planos —ninguno gratuito— que permanecerán en la memoria colectiva durante mucho tiempo

Con una paleta de colores saturada merced a una fotografía impecable, el director nos trae de vuelta a ese futuro deprimente, loco, donde por imposible que parezca aún hay sitio para la paz y la esperanza

Y se sirve de unos actores perfectos en sus roles. Tom Hardy, a pesar de la larga sombra de Mel Gibson, se coloca el traje de Max, sin que este le quede grande, ajustándose a su piel y haciendo suyo el personaje.

Consiguiendo componer un antihéroe de pocas palabras y cuyos actos responden casi siempre a la supervivencia de sí mismo, pero que una vez tomada la decisión de ayudar, nada lo aparta de su voluntad.

Por su parte Charlize Theron, como Imperator Furiosa, se adueña de la pantalla y es casi la protagonista de la historia en detrimento de Hardy, quien casi se convierte en un secundario de lujo.

El personaje de Furiosa, tanto o más enigmática que el propio Max, se presenta así como otros de los muchos alicientes de la función, merced a una actriz decidida a darlo todo tanto en lo actoral como en lo físico –se dice que tanto ella como Tom llegaron a lesionarse en no pocas ocasiones rodando algunas de sus escenas– por el bien de la película

Junto al dúo protagonista encontramos a Hugh Keays-Byrne, que ya encarnara al villano “Cortadedos” en Mad Max: Salvajes de la autopista, y que aquí da vida a Immortan Joe –cerrando así el circulo-, dotado de una presencia, un vestuario y una parafernalia que casi lo convierten en el primo apocalíptico de Darth Vader.

A Nicholas Hoult (X-Men Primera Generación) como Nux, una suerte de extraño soldado del dictador, quien se debate entre la religión y adoración a su amo, y las dudas existenciales de un chico de su edad

En papeles menores podemos encontrar a las “novias”, siendo estas: la modelo de Victoria´s Secret Rosie Huntington-Whiteley (Transformers: El lado oscuro de la luna), Courtney Eaton, Riley Keough, Abbey Lee y Zoë Kravitz (hija del cantante Lenny Kravitz y vista también en X-men Primera generación).

Dotada de unos FX de primer nivel y de uno de los trabajos más asombrosos a nivel de “stunts” –especialistas en escenas de riesgo- que he visto en mucho tiempo, el film cuenta con una banda sonora de Junkie XL, que no hace sino engrandecer el impacto del espectáculo visual del que somos testigos, consolidándose así como uno de los compositores del momento y a la espera de lo que nos ofrecerá junto con el gran Hans Zimmer en el score de Batman v Superman.

Mad Max: Furia en la carretera, se presenta con estas cartas, como el verdadero pelotazo del año –quién sabe si con permiso de Star Wars-.

Un festival que se puede disfrutar sin conocer la trilogía original, pero que sin duda será un gozo mayor para el que en su momento se dejara cautivar por el enloquecido mundo surgido de la mente de George Miller.

Dos horas de éxtasis cinematográfico apabullante en todos los sentidos, en el que está prohibido parpadear.

*Santi Serrano es director y crítico de cine, vlogger. Cinéfilo y cinéfago. Apasionado del fantástico en general y del terror en particular.

Sigue toda la actualidad cinematográfica en:

logo tnh

Get real time updates directly on you device, subscribe now.