El hotel Stanley fue la fuente de inspiración para la creación del hotel Overlook en el libro de Stephen King El resplandor y la posterior película de Stanley Kubrick. Ahora, este establecimiento situado a escasos kilómetros del Parque Nacional de las Montañas Rocosas, podría convertirse en un “fílmico” museo del terror.

La obra de King relata la historia de un aspirante a escritor, Jack Torrance, que se traslada junto a su mujer y su hijo a una zona montañosa completamente aislada para cuidar del hotel Overlook durante el invierno. El protagonista sufre allí una lenta aproximación a la locura por su alcoholismo y las fuerzas malignas que alberga el establecimiento, que se basa en el Stanley, situado en Estes Park (Colorado, EE UU).

Según recoge hoy la prensa local, los propietarios del hotel pretenden ahora crear el Stanley Film Center, una instalación “única en el mundo”, según sus organizadores, que albergaría un museo del terror, un auditorio, exhibiciones itinerantes, un escenario para rodajes y un espacio de producción. “Es mi oportunidad para devolver el cariño a los millones de fans del terror en todo el mundo que han apoyado Estes Park y el hotel durante tantos años”, dice John Cullen, propietario del Stanley, en un comunicado.

Tras el estreno de la película de Kubrick, el hotel adquirió fama de estar embrujadoLos actores Elijah Wood y Simon Pegg, según explica el diario Denver Business Journal, están entre los fundadores del centro, que pretende conseguir 11,5 millones de dólares (10,2 millones de euros) por parte de las oficinas de turismo del estado de Colorado para completar la financiación del proyecto, cuyo precio se eleva hasta los 24 millones (21 millones de euros).

“Me gustaría tener una casa a la que poder venir en cualquier momento y en donde celebrar con otros seguidores del terror del mundo entero… No hay un lugar mejor que este. Prácticamente, fue construido para ello”, ha dicho Wood. El Stanley Film Center pretende colaborar con el Instituto del Cine de Colorado en proyectos educativos

Inaugurado en 1909, el hotel Stanley celebra un festival de cine de terror desde hace años y organiza recorridos por sus instalaciones, pero la idea es convertir este nuevo espacio en “un destino del terror” disponible permanentemente. De hecho, tras el estreno de la adaptación cinematográfica de El resplandor, dirigida por Stanley Kubrick y protagonizada por Jack Nicholson, el hotel adquirió fama de estar embrujado.